Legumeat® posee alta versatilidad en la cocina y prepararlo es rápido y sencillo: hay que hidratarlo en caldo o agua caliente, o directamente en una salsa que hayas elaborado que esté más líquida de lo habitual para que la hidratación sea óptima.

Los productos Legumeat pueden ser preparados la plancha, horneados, guisados, rebozados o fritos.

También puedes utilizar Legumeat® como ingrediente para hamburguesas, croquetas, albóndigas, salsas para pasta o pizza, etc.

Prueba nuestras recetas y disfruta!!!