Ingredientes:

Para las albóndigas:

  • 150 g Legumbreta seca
  • 1 taza de caldo
  • 1 cebolla mediana
  • 10 g perejil fresco o congelado
  • 2 huevos (100 g)
  • 50 g pan rallado
  • Sal y pimienta
  • Harina
  • Aceite

Para la salsa:

  • 1 cebolla mediana (125 gr)
  • 1 zanahoria grande (150 gr)
  • Aceite
  • Sal y pimienta
  • 2 hojas de laurel
  • 500 ml de caldo

Preparación:

Hidratar la legumbreta en el caldo hirviendo o 2 minutos en el microondas. Picar el producto en un robot para que quede más desmenuzado. Picar la cebolla bien fina, igual que el perejil, y unirlo a la legumbreta. Salpimentar y añadir los huevos mezclando bien. Finalmente añadir el pan rallado y unir de forma homogénea.

Seguidamente se forman las albóndigas con una cucharada de mezcla y se pasan por harina. Cuando están listas se fríen un poco en aceite y se reservan.

Para la salsa:

Picamos la cebolla y la zanahoria y las rehogamos en dos o tres cucharadas de aceite de oliva. Salpimentamos y removemos hasta que la cebolla esté transparente. Añadimos 250 ml de caldo y las dos hojas de laurel. Cocinamos hasta que esté todo bien hecho, retiramos el laurel y lo trituramos. Volvemos la salsa resultante a la olla y le añadimos el resto del caldo removiendo bien.

Rectificar el punto de sal y añadir las albóndigas. Cocinar todo 10 minutos y retirar. Se pueden servir solas o acompañadas de arroz, pasta o patatas fritas. ¡Importante!, a l@s niñ@s también les gustan…

Buen provecho